Pistolas de calor: guía de compra

Herramientas altamente infravaloradas que pueden dar mucho juego. Después de una gran experiencia como profesionales en el decapado, te contaremos todo el jugo que puedes sacarle a tu pistola térmica. No todo es quitar pintura…

pistolas de calor profesionales al mejor precio

Aquí encontrarás una selección de los mejores decapadores y pistolas térmicas profesionales del mercado.

134,32€
disponible
1 Nuevo Desde 134,32€
Amazon.es
196,51€
219,61
disponible
2 Nuevo Desde 196,51€
Amazon.es
Envío gratuito
142,80€
disponible
15 Nuevo Desde 133,22€
Amazon.es
Envío gratuito
136,49€
disponible
1 Nuevo Desde 136,49€
Amazon.es
Envío gratuito
151,99€
disponible
13 Nuevo Desde 129,00€
Amazon.es
Última actualización:

Decapadores para bricolaje baratos

Aquí encontrarás una selección de las mejores pistolas de calor y térmicas baratas del mercado.

21,60€
24,95
disponible
20 Nuevo Desde 18,50€
1 Usado Desde 19,01€
Amazon.es
Envío gratuito
29,99€
33,95
disponible
13 Nuevo Desde 24,59€
Amazon.es
Envío gratuito
44,99€
49,99
disponible
1 Nuevo Desde 44,99€
Amazon.es
Envío gratuito
62,40€
75,95
disponible
7 Nuevo Desde 57,35€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización:

¿Qué es y como funciona una pistola de decapar?

Una pistola térmica es una herramienta con forma de pistola principalmente con un gatillo para activarla y un funcionamiento, a priori, simple. Su función es generar calor llegando hasta una temperatura máxima de unos 500º centigrados.

¿Cómo funciona un decapador?

Su funcionamiento es bastante simple y sencillo, de ahí su gran durabilidad y resistencia. En principio están diseñadas única y exclusivamente para generar calor, y esto, es generado mediante unas resistencias que alberga en su interior. Al presionar el botón y activarla, hace pasar la electricidad por dichas resistencias y se ponen al rojo vivo y transmiten el calor al aire expulsado. Su funcionamiento consiste en 2 pasos, dos diferentes lineas de trabajo. Por un lado el caudal de aire, es decir, debe de entrar aire a una cierta presión por el aparato, y para este fin, el decapador se ayuda de un ventilador de más o menos potencia (según gama). La otra parte sería la de calentar dicho aire, para eso, la pistola térmica se ayuda de resistencias térmicas que al hacerles pasar corriente se calientan y transmiten el calor al aire.

Tipos de decapadores

Se diferencian principalmente por tu potencia, ya que esta determina que temperatura alcanzará y cuanto tiempo tardará en llegar a ella, podemos diferenciar entre:

  • Pistola térmica para bricolaje: Están pensadas para un nivel de trabajo bajo a moderado, fabricadas con materiales medios que ofrecen una calidad aceptable a un precio competitivo, sus funcionalidad suele ser básica con un control de la temperatura y el caudal de aire pobre o inexistente. Su potencia oscila los 100-1300W
  • Decapador profesional: Estan pensados para un nivel de trabajo alto o muy alto e integran controladores que ofrecen varios niveles de potencia tanto de caudal de aire como un nivel de precisión muy alto en cuanto al control de la temperatura, llegando incluso a control por grados en las más altas gamas. Su potencia oscila los 1800-2200W. Normalmente suelen llevar un kit de accesorios que se acoplan a la boca para cambiar el caudal o potencia del aire, así como redirigirlo o concentrarlo en un punto.
  • Minipistolas térmicas: Están diseñadas para manualidades o trabajos de muy baja capacidad ya que su potencia oscila entre los 200-400W. Su mayor ventaja es su peso reducido.

¿Para qué sirve una pistola térmica?: usos típicos

Aunque más adelante entraremos en detalles curiosos y usos inesperados de esta herramienta, aqui te contaremos sus usos más conocidos por todos los amantes del bricolaje.

  • Restaurar muebles:Un uso muy conocido que tiene que ver mucho con el siguiente es el de restaurar muebles, nos ayudamos del decapador y una espátula para quitar la pintura vieja y desgastada.
  • Quitar pintura mediante calor:Es su principal diseño pero no el único. De todos es sabido que la pintura salta con calor, y por este mismo motivo se invento este aparato.
  • Descongelar: Debido a su gran poder calorífico es posible descongelar cualquier cosa de una manera rápida, aunque hay que tener un especial cuidado si descongelamos comida porque podría quemarse. No es nada recomendable usar una pistola de calor para descongelar comida.
  • Secar: Por el mismo motivo anterior, su capacidad de generar calor, es posible secar objetos de una manera rápida aunque hay que tener especial cuidado para no quemar la superficie.

¿Cómo decapar pintura con una pistola de aire caliente?

En este interesante vídeo se muestras 3 sencillas técnicas de decapado.

Medidas de seguridad a tener en cuenta con un decapador

Al ser una herramienta que desprende tanto calor, hay que tener especial atención para no producir quemaduras en la piel o en los materiales. Es obligatorio usar siempre guantes , gafas así como las protecciones oportunas.

Importante: El decapador de aire caliente hay que dejarlo enfriar antes de guardarlo, ya que aunque esté desenchufado puede haber absorbido mucho calor, es interesante antes de guardar soplar aire frio en la propia pistola para enfriarla.

Usos sorprendentes de un decapador de aire caliente

En este gran vídeo de nuestro amigo Joaquín se muestran 15 usos de la pistola de calor que seguro no conocías…

Te puede interesar…